martes, 11 de diciembre de 2007

Mis centros comerciales...

Yo soy adicta a los centros comerciales, cuando estaba en Caracas me preciaba de ser el plano ambulante del Sambil, sabía donde quedaba cada tienda, como llegar más rápido de una tienda a otra, qué comer, cuánto valían las cosas, lo sabía todo, porque me encantaba, y no solo el Sambil, visitaba el San Ignacio, el Galerías Ávila, el Epa de Chacaíto, todos, no era selectiva me encantaban todos y en esta época en particular me gustaba mucho bajar todas las mañanas al centro, para ver que había de nuevo, y no me importaba el gentío, simplemente ver tiendas me llenaba.
Cuando decidí venirme a España, Jesús me decía que pensara si podía vivir sin los centros comerciales y que nos vendríamos q un pueblo muy pequeño, además en este país no había mucha tradición de centros comerciales, por el contrario solo existían las tiendas por departamentos como el corte inglés y sorpresa, se han destapado la proliferación de centros comerciales, y siempre estoy en alguno, visito parque Mediterráneo y Mandarache de Cartagena, Thader de Murcia (mi favorito), Nueva Condomina de Murcia, además del Carrefour en todas sus direcciones y por supuesto el Corte Inglés.
Pero hay una versión más pequeña pero igual de efectiva que son las tiendas del todo a 100, o Multiprecios, son una cadena de chinos que surten la necesidades de la adicción a más bajo coste y funciona muy bien, asi que igual que en Caracas, tengo dominados los centros comerciales.

2 comentarios:

jesus dijo...

Hola heme aquí de nuevo para hacer otro comentario, pero no puedo dejar pasar la ocasión ya que yo soy el sufrido chofer y acompañante que lleva a Ega a dichos centros comerciales, aunque la verdad sea dicha a mí tampoco me disgusta ir, la verdad es que lo pasamos bien, vamos andamos un poco vemos cosas y gente, comprar no compramos porque estamos pelados pero cuando compramos algo lo lucimos mucho jajaja, bueno el caso es que la mayoría de las veces gusta ir y distraerse un poco aunque también hay que decir que otras veces Ega me aparca y me deja en un bar mientras ella analiza pormenorizadamenta cada uno de los artículos de las tiendas, hace amistad con las dependientas y en suma es absolutamente feliz, después regresamos a casa cansados pero desestresados. Pero conste que no es la única afición que tenemos ;). Un saludo JMP

egamaga dijo...

No podia dejar pasar la oportunidad, de notificar que abrieron en centro sambil de Barquisimeto, eso me lo comento ayer mi amigo Victor, asi que ya tenemos otro motivo para ir pronto a Venezuela¡.
Ega